13MAR 2020
DECLARACION DEL SEÑOR OBISPO DE RALEIGH POR EL CORONAVIRUS SOBRE LA EUCARISTIA O MISA


Estimados hermanos y hermanas en Cristo,

El Gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, en base a la guía de los oficiales de salud estatal ha recomendado el aplazamiento o cancelación de reuniones de 100 o más personas.

En base a esta directiva, estoy dispensando la obligación de los fieles de asistir a la misa del domingo en la Diócesis de Raleigh.

Por favor sigan las guías establecidas por nuestros profesionales de salud pública. Sean tan amables de permanecer en casa sin acudir a misa o a cualquier lugar público si están enfermos o tienen síntomas de enfermedad. Por favor procedan con mucha cautela en su persona y también como obra de caridad por la salud y bienestar de los demás. En colaboración conjunta, seguiremos adelante con cuidado y gran esperanza, especialmente en esta época de Cuaresma cuando se nos pide que confiemos más plenamente en el cuidado y misericordia de Dios.

Sin embargo, no estoy emitiendo una cancelación de todas las Misas a nivel de toda la diócesis, por los siguientes motivos: La celebración de la Eucaristía es la vida y el fundamento de nuestra Iglesia. Como sacerdotes, tenemos la obligación de celebrar la Eucaristía tal y como tenemos la obligación de ser felices pastores y servidores de los fieles.  Mis hermanos sacerdotes y yo continuaremos celebrando Misa en unión con Dios nuestro señor. Le damos la bienvenida a los fieles, a sabiendas de que teniendo en cuenta el mejor interés de la propia salud y la de sus hermanos y hermanas muchas personas posiblemente no podrán asistir para orar con nosotros en estos momentos.

Continuaremos vigilando esta crisis de salud actual y buscaremos las indicaciones y guías de nuestros profesionales de salud pública al conducir nuestras actividades comerciales de nuestra vida diaria. En este momento, los profesionales de salud pública no están recomendado el cierre de las escuelas de Kinder a 12º.

Por favor oren unos por otros, especialmente por aquellos que están enfermos o temerosos.

Por favor oren por los profesionales médicos y por aquellos cuyas vidas diarias se están viendo afectadas por esta situación.

También oremos porque nuestras acciones reflejen ante otros la bondad de Dios y que juntos podamos brindar la fortaleza del Señor a todos los que sufren y se sienten abrumados por esta situación.  

Con mi gratitud en Cristo,

+ Luis R. Zarama
Obispo de Raleigh

Escribir un comentario

No se aceptan los comentarios ajenos al tema, sin sentido, repetidos o que contengan publicidad o spam. Tampoco comentarios insultantes, blasfemos o que inciten a la violencia, discriminación o a cualesquiera otros actos contrarios a la legislación española, así como aquéllos que contengan ataques o insultos a los otros comentaristas.